....."NUNCA UNO PUEDE SENTIRSE SATISFECHO DE SUS LOGROS, PORQUE SIEMPRE HAY UNA TAREA MÁS QUE CUMPLIR"..........

Martí Narciso

Loading...

17/4/12

Liceo Santo Domingo

Presento algunos recuerdos de la semana de aniversario de la I.E.P. LICEO SANTO DOMINGO  El Pinar - Comas. Gratos momentos compartiendo con la familia dominguina los 14 años de liderazgo y mística en Lima Norte. 2011.


Pasacalle en el distrito de Comas


Procesión de nuestro santo Patrono Santo Domingo de Guzmán.


Entrada del Santo Patrón al plantel  luego de su recorrido por toda la urbanización el Pinar-Comas.

Sagrada imagen de nuestro guía espiritual Santo Domingo de Guzmán.

La leyenda de El Dorado

Tras la conquista del Perú, corrió el rumor sobre la existencia de un reino rico en oro al que los españoles denominaron El Dorado. Un indio llamado Muequetá fue el que dio las primeras noticias a los conquistadores sobre el lugar, en el que decía que había un cacique que se cubría el cuerpo con oro durante un singular rito, pronto esta historia se desvirtuaría hasta al punto que empezó hablarse de una ciudad que estaba hecha de este precioso metal. Todo esto marcó el inicio de una serie de expediciones en busca de este país.

Sin embargo la leyenda real del Dorado cuenta la historia del poderoso cacique de la aldea de Guatavita (ubicada en el actual Colombia), quien descubre que su esposa le es infiel. Él captura y mata a su amante, le arranca el corazón. Luego, como castigo, obliga a su esposa adultera a comer en público el órgano del ejecutado. La mujer, desesperada y entristecida se lanza a la laguna de Guatavita junto a su hija. Este hecho despertó grandes remordimientos en el cacique. Pero los sacerdotes le hicieron creer que ella se hallaba viva en un palacio escondido en el fondo de la laguna y que había que honrarla con ofrendas de oro. Fue así que los indios empezaron a llevar sus tributos a estas aguas.

 Iban en balsas de junco desde donde arrojaban oro, joyas y esmeraldas en el centro de la laguna. Algunas veces al año, el cacique también le llevaba sus ofrendas pero en singular rito: se untaba todo el cuerpo con una especie de pegamento y sobre él se echaba una capa de oro  en polvo fino. Este acto derivó con el tiempo en una ceremonia político-religiosa que debían realizar los hombres que tomaban posesión de dicho curacazgo.

Esta historia llegó a oídos del conquistador español Sebastián de Balcázar, quien realizo una expedición en búsqueda de estas tierras ricas en oro. Pero no fue la única, varios aventureros –españoles y de otras nacionalidades- también exploraron los andes y la selva tras los pasos de El Dorado. Uno de ellos fue Gonzalo Pizarro, hermano menor del conquistador Francisco Pizarro. Él partió de Quito y se dirigió hacia el oriente, llevando un gran número de hombres y provisiones. Pero las difíciles condiciones de la zona hicieron que retornará después de varios meses de padecer hambre y enfermedades. A pesar de los esfuerzos, ninguna expedición logró abrazar el sueño de conquistar El Dorado. Pero todo eso refleja cómo los europeos estaban dispuestos a explorar los inhóspitos territorios de América enceguecidos por la fiebre del oro.



MAESTROS DE LA I.E. LICEO SANTO DOMINGO

MAESTROS DE LA I.E. LICEO SANTO DOMINGO
En la gran para militar 2012

Autoridad Estudiantil "TERCIO ESTUDIANTIL DE LA UNE"

Autoridad Estudiantil "TERCIO ESTUDIANTIL DE LA UNE"

CONFERENCIA EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN,

CONFERENCIA EN  LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN,
TEMA: Diferendo Marítimo bilateral Perú - Chile